SIGAMOS LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO (Mt.13, 24-43)

Buscaré sembrar la buena semilla con mis palabras, pensamiento y obras, empezando por mi familia

PARA REFLEXIÓN:

  1. ¿Con quiénes y en qué me pide Dios que tenga paciencia, personas, procesos, situaciones?
  2. ¿Soy perseverante en los cambios que debo hacer en mi vida, confiando en la acción de Dios silenciosa y potente?

Dios obra grandes cosas a través de nuestras pequeñas acciones.

  1. ¿Soy conciente de que las pequeñas cosas que hago cada día, como el grano de mostaza, me ayudan a creer en la esperanza de que Dios está actuando en ellas y las hará crecer?