SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS: Y TODOS QUEDARON LLENOS DEL ESPÍRITU (Jn. 20, 19-23)

Los discípulos de Jesús no pueden cumplir la misión encomendada por sus propias fuerzas humanas, sino por la acción del Espíritu Santo, el verdadero impulsor de la obra evangelizadora de la Iglesia.
Ven Espíritu Santo y enséñanos a anunciar la Buena Noticia de Jesús.
Que nada ni nadie nos distraiga de reconocerlo como Único Señor

PARA REFLEXIÓN:

  1. ¿Cómo el Espíritu Santo a obrado en mi todo este tiempo de pandemia?
  2. ¿ Cómo actúa ahora en este momento?
  3. ¿ Qué Don pido al Espíritu Santo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *