«HAGAN LO QUE ÉL LES PIDA» (Lucas 1, 1-4; 4, 14-21)

Jesús también quiere ser invitado para entrar a nuestra casa y a nuestro corazón, y así cambiar nuestra vida, nuestras tristezas en alegrías .
Dios quiere que todos conozcamos a Jesús y que las familias
permanezcan unidas, en un buen hogar, como en una fiesta donde todos estemos alegres, Él es el mejor vino y lo encontramos en la Eucaristía.
María siempre intercede por nosotros ante su hijo y nos recuerda hacer lo que Jesús nos pida.
MAMITA MARIA: Llévanos a Jesús, acércanos cada día mas a Él.
Enséñanos a dar lo mejor de nosotros y transfórmanos en instrumento de amor.

PARA REFLEXIÓN:

  1. ¿Reconozco que Dios actúa en mi vida diaria? ¿Cómo lo ha hecho?
  2. María esta pendiente de nosotros. ¿Cuándo ha intercedido en mi vida? ¿Si no soy conciente de esto, puedo pedir la Gracia?
  3. ¿Reconozco que Jesús es el mejor vino, que nos da su sangre en la Eucaristía?¿Cómo lo acojo? ¿Cómo lo celebro?

EL BAUTISMO NOS ILUMINA CON LA LUZ DE CRISTO (Lc. 3, 15-16 , 21-22)

El Espíritu revolotea sobre nuestra vida y se convierte en vida que nos comunica el Amor del Padre .
Abrámonos al Espíritu, que lo hace todo nuevo, alegra nuestra existencia para que nos volvamos más hacia Dios.
Recordemos nuestro bautismo. Agradeciendo al Señor por este don.

SEÑOR: reflexionamos sobre este amor que nos das llamándonos tus hijos desde nuestro bautismo. Tú eres Padre fiel.
Tu fidelidad es eterna y nosotros queremos corresponder a ese amor.

PARA REFLEXIÓN:

  1. ¿Vivo como un bautizado conociendo amando y sirviendo a Jesus?
  2. ¿Cómo ratifico mi bautismo hoy?
  3. ¿Cómo me siento hijo(a) amado(a) del Padre, con que personas me siento amado (a)?

¡LEVÁNTATE Y BRILLA! (Mt. 2, 1-12)

Fiesta de la Epifanía, Dios se ha hecho humanidad en Jesús y se da a conocer a todas las gentes; no sólo al «pueblo elegido», sino a todos los pueblos, representados en los Magos de Oriente
El amor salvador de Dios se ofrece a todos.

En el Evangelio de hoy, nos invita también a seguir su estrella como lo hicieron ellos para poder encontrar la plenitud de la vida que solo Jesús puede entregar.

Señor, envíame cada día para ser la estrella que brilla portadora de tu amor a todos los que encuentre.

PARA REFLEXIÓN:

  1. ¿Cómo ha sido mi camino y cómo es que me lleva a descubrir la experiencia de fe en Jesús y confiar en Él?
  2. ¿Quién o quiénes han sido las estrellas en este camino? Tanto personas como acontecimientos.
  3. ¿A quién me lleva, o a quienes me pide El Señor que yo sea estrella en su vida para anunciarlo?

¡TAN CERCA YA! DIOS CON NOSOTROS (Lc. 2, 1-14)¡GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS Y EN LA TIERRA PAZ!

El mundo se ilumina con el nacimiento de Jesús, su presencia llena la vida, Él es
La Buena Noticia, es La Luz del Mundo.

Para Reflexión:

  1. ¿Dónde siento que Jesús nace hoy en mí?
    Dejémos que un pequeñín frágil y tierno transforme todo, viene alumbrar el mundo.
  2. ¿Cómo siento que Jesús transforma en luz mi oscuridad?
  3. Con los Ángeles me uno en la alabanza a Dios, diciendo con mis propias palabras: ¡Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz !

4to. DOMINGO ADVIENTO: EL AMOR AL PRÓJIMO ES LA PRUEBA DE NUESTRO AMOR A DIOS ( Lc.1, 39-45)

Isabel le dice a Maria :
“Dichosa tú porque has creído”

Señor, que podamos sentir como Maria el impulso de amar a los cercanos o lejanos y salir al servicio del necesitado.

PARA REFLEXIÓN:

  1. ¿En que oportunidad he vivido estas palabras de Isabel a Maria ?
  2. ¿He sentido gozo en mi corazón cuando he servido como Maria ?
  3. ¿Siento el llamado del Señor a ser Sembrador de paz y alegría? ¿Donde, cuándo y con quien o quienes?

3er. Domingo de Adviento GAUDETE: LA ALEGRÍA DE COMPARTIR (Lc. 3, 10 -18)

La invitación de hoy es clara
«Alégrate y Gózate de todo corazón»

«El gozo del Adviento y de la Celebración, no es solo cuestión de sentimiento sino de esperanza y conversión activa.»
La gente pregunta a Juan: “¿Qué debemos hacer?”. Su respuesta es sorprendente y concreta, pero de simple justicia social: Comparte lo que tienes, sé honesto, no oprimas a la gente.
Nuestra conversión cristiana debe reflejarse en nuestra vida cotidiana dar frutos de justicia, rectitud y bondad.

Para Reflexión:

  1. ¿Vivo centrado en mi persona «Yo» , o vivo centrado en los demás «Tú»?
  2. ¿Mi trabajo cotidiano y contribución social, se refleja en la justicia, rectitud, y bondad? (saludo, acogida, palabras, mirada y escucha).
  3. ¿Hago abuso de mi autoridad en el ejercicio que tengo en mi casa, trabajo, parroquia, comunidad?

VAMOS A PREPARAR EL CAMINO DEL SEÑOR ( Lc. 3, 1-6)

Necesitamos allanar, preparar los caminos del Señor para que queden limpios.
Tener fe que Cristo llega en cualquier momento y tenemos que estar preparados
para que nos encuentre con el alma limpia.
Allanar, rebajar las colinas de nuestro egoísmo, prepotencia, envidias, criticas consumismo, etc. para abrir los caminos y elevar valles de la confianza, solidaridad, generosidad, del servicio hacer el bien, y así encontrarnos con El Salvador.
Vivir con integridad afinando nuestro ser Cristiano, que nuestro amor siga creciendo más y más, esperar a Jesús invictos e irreprochables.

Para Reflexión:

  1. En este año Litúrgico que ha transcurrido
    ¿Qué sendero he allanado? ¿Qué valle he elevado?
  2. ¿Qué puedo hacer para alimentar mi amor y conocimiento de Dios?
  3. ¿Qué propósitos y efectivos cambios me pide el Señor para poder ver la Salvación de Dios?

VIVAMOS ATENTOS Y PREPARADOS, YA LLEGA EL SEÑOR (Lc.21, 25-28, 36-38)

1er Domingo de Adviento
Tiempo de Espera y de Esperanza.

El evangelio de Lucas nos invita a mantenernos fieles y vigilantes, alertas con un corazón libre de temores, despiertos y en oración .

Señor, que tu venida sea un evento glorioso y redentor. Que podamos vivir vigilantes sin temores, de manera que cuando llegues nuestro corazón se llene de gozo y podamos gritar para aclamarte : ¡ Llévame a casa Señor !

Para Reflexión:


1) ¿Cuál es nuestra disposición para vivir con intensidad esta semana de adviento y de cara a una nueva navidad ?

2) ¿Es Jesús nuestra esperanza de vida ?

3) ¿Cómo se manifiesta mi confianza en Dios frente al final de los tiempos ?

JESUCRISTO, UN REY QUE SIRVE (Jn.18, 33b-37)

Un reinado que nace entre las espinas y no entre laureles. Un rey que sirve.
Jesús admite que es rey, pero explica su realeza:
Su reino no es de este mundo, su reino es de amor y servicio
Lo que hizo fue ponerse al servicio total del Reinado de Dios, eso fue el centro de su predicación y la causa por la que dio su vida.

Señor, Tú eres el Rey de la Verdad, del Servicio del Amor.
Nosotros queremos seguir tu camino, tu ejemplo. Que sepas que te amamos de corazón y queremos proclamar cada día
¡Venga a nosotros tu Reino!
Porque tuyo es el Poder y la Gloria por siempre.

Para Reflexión:

  1. ¿Recoconozco a Jesús como Rey y Señor de mi vida?
  2. ¿Cómo participo concientemente en la construcción del Reino de Dios?
  3. Jesús reina amando, y así muestra la profunda Verdad que sostiene al mundo y la historia: El Amor de Dios por los seres humanos .
    ¿ Cómo vives esta VERDAD?

JESÚS LLEGA, PREPARÉMONOS PARA RECIBIRLE (Mc. 13, 24-32)

A medida que nos aproximamos al final del año litúrgico, las lecturas nos recuerdan este aspecto de las enseñanzas de Jesús.
Jesús no dice estas cosas para asustarnos, sino para convencernos de la necesidad de estar vigilante, estar preparados.
El día de su venida es el anuncio de la salvación, será un día de gozo más que de temor. Aún así, necesitamos estar alertas para no ser encontrados desprevenidos .

Señor, ayúdanos a vivir nuestro día a día sin temor, por el contrario vivirlo con alegría, amando, sirviendo siendo generosos .

Para Reflexión:

  1. ¿Qué sientes al escuchar esta lectura?
  2. Jesús dice: Nadie sabe ni el día ni la
    hora.
    ¿Cómo te preparas para ese momento?
  3. ¿Puedes pasar del temor a la alegría?
    ¿ Cómo lo haces?
  4. ¿Tienes esperanza? ¿En qué consiste?