LA PAZ ESTE CON USTEDES (Jn.20 19-23)

La presencia, la experiencia del Resucitado ahuyenta los sentimientos negativos, miedo, desesperanza, tristeza y da una gran paz. Los discípulos se alegran de ver a Jesús, y experimentan la presencia del Espíritu Santo que transformó en alegría todo. Significó para ellos el fin del miedo y del temor. Las puertas de la comunidad se abrieron y salieron a predicar la Buena Nueva.

Para Reflexión:

  1. Los discípulos tenían miedo y estaban encerrados.
    ¿Cuáles son los miedos que me trajo la pandemia por los que me he encerrado?
    ¿Me quita o impide vivir la paz del Señor?
  2. ¿Cómo he anunciado la Buena Nueva (Evangelio) la semana que pasó?. ¿Cómo lo puedo hacer esta semana?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *