EL AMOR PREVALECE SOBRE LA LEY ( Mc.7, 1-8)

No sólo es suficiente honrar a Dios con nuestros labios, nuestras obras y acciones hablarán por nosotros.
Dios verá la bondad que pusimos en cada acción en hacer el bien y estar agradecidos.

Para Reflexión:


El énfasis en la impureza ritual, tiene como trasfondo la idea de un Dios separado, recluido en un mundo sagrado.
Jesús rompe con esta mentalidad, se relaciona con todas las personas.

  1. ¿Me relaciono con todas las personas como lo hizo Jesús (Mateo, Zaqueo, La Samaritana el leproso) o hago diferencias con algunos escogidos?.
  2. ¿Estoy dispuesto a entrar en contacto con todas las personas sin distinción, buscando ser instrumento del Señor?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *