¡LEVÁNTATE Y BRILLA! (Mt. 2, 1-12)

Fiesta de la Epifanía, Dios se ha hecho humanidad en Jesús y se da a conocer a todas las gentes; no sólo al «pueblo elegido», sino a todos los pueblos, representados en los Magos de Oriente
El amor salvador de Dios se ofrece a todos.

En el Evangelio de hoy, nos invita también a seguir su estrella como lo hicieron ellos para poder encontrar la plenitud de la vida que solo Jesús puede entregar.

Señor, envíame cada día para ser la estrella que brilla portadora de tu amor a todos los que encuentre.

PARA REFLEXIÓN:

  1. ¿Cómo ha sido mi camino y cómo es que me lleva a descubrir la experiencia de fe en Jesús y confiar en Él?
  2. ¿Quién o quiénes han sido las estrellas en este camino? Tanto personas como acontecimientos.
  3. ¿A quién me lleva, o a quienes me pide El Señor que yo sea estrella en su vida para anunciarlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *