2do. DOMINGO DE CUARESMA: ESCUCHANDO y SIGUIENDO A JESÚS, NOS LLEVARÁ A SU GLORIA (Lc.9, 26-38)

Señor, danos la fortaleza para no desviarnos de tu camino a pesar de que el llamado sea duro, pero valdrá la pena y la recompensa inigualable.

Para reflexionar:

  1. Jesús nos dice: Si queremos ser sus discípulos debemos negarnos a nosotros mismos, cargar nuestra cruz y seguirlo.
    ¿Cuál es mi cruz de cada día?
  2. En los momentos de dificultad o sufrimiento ¿Cómo pongo en práctica esto que nos dice el Padre? :
    «Este es mi Hijo amado, mi Elegido, Escuchenlo» (compartir en familia).
  3. Al cargar mi cruz, ¿tengo presente la Gloria que Dios me ofrece manifestada en la Transfiguración?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *