4to. DOMINGO DE CUARESMA: DIOS NOS ACOGE A TODOS INCONDICIONALMENTE (Lc.15, 1-3 .11-32)

Muchas veces buscamos nuestra libertad, se nos hace pesado cumplir normas y nos alejamos de la verdad.
Pero tú Señor contra toda esperanza nunca nos dejas de amar, esperas paciente nuestro regreso y sales a nuestro encuentro, nos acoges y perdonas a pesar de nuestras ingratitudes e infidelidades.

PARA REFLEXIÓN:

  1. ¿Cómo cuál de los hijos me identifico? ¿Cómo el menor que quiere su libertad y
    rompe la relación de familia? ¿Cómo el mayor que se esmera en cumplir con las normas pero no sabe perdonar?
  2. ¿Me identifico con la actitud del Padre? ¿Actúo de esa manera?
  3. ¿Qué tan conciente estoy del amor de Dios hacia mí? ¿Cómo se ha manifestado
    esta conciencia de su amor en las últimas semanas?
  4. ¿Acojo a todos incondicionalmente
    como Dios lo hace con nosotros?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *