5to.DOMINGO DE CUARESMA: LA MIRADA DE JESÚS (Jn. 8,1-11)

Para que un perdón se haga efectivo, necesitamos un arrepentimiento de corazón, y nuestro compromiso de cambio (conversión)
Señor, tus palabras suenan en nuestros oidos: » Vete y no peques más» además nos dejas una gran enseñanza: no criticar, no juzgar o condenar, nada de esto nos corresponde.

PARA REFLEXIÓN:

  1. ¿Cómo actúo juzgando o condenando a los demás? ¿Soy misericordioso (sa) como Jesús con la mujer encontrada en adulterio?
  2. ¿ En qué ocasiones he experimentado el amor de Dios a pesar de mis faltas?
  3. ¿ En qué faltas necesito pedir a Jesús experimentar su Misericordia?
  4. Jesús me dice: » Vete y no peques más»
    ¿Vivo la conversión y la Libertad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *